Pages

domingo, 3 de octubre de 2010

Singing in the brain

Por suerte, al menos,
los adolescentes,
en silencio,
se dan cuenta de la idiotez
de los adultos.




Quisieron oler
el espíritu adolescente
y nunca se les ocurrió
llevarlo puesto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo